fbpx

Arequipa: Policía murió en una silla de ruedas esperando una cama con ventilador

0 12.839

En una silla de ruedas, dentro de una de las carpas que está al exterior del hospital Covid (Honorio Delgado Espinoza), murió esta mañana el suboficial Superior PNP Guillermo Ynga Foraquita de 51 años de edad. De esta manera, se convirtió en la octava víctima del coronavirus en la IX Macro Región Policial Arequipa.

Según los médicos, falleció a las 07:45 horas, mientras esperaba un ventilador. El agentes había sido trasladado el viernes de la Sanidad de la Policía, donde ya no podían como ayudarlo por falta de camas UCI y ventilador mecánico.

Sin embargo, lejos de encontrar solución en el hospital Covid-19, la salud del buen Policía empeoró. “Tienen que hacer cola”, les había indicado el personal de salud, a los familiares del agente que suplicaban por un ventilador mecánico.

Noticias que te puede interesar
1 De 492

Guillermo Ynga era un agente salvavidas, que actualmente estaba en la comisaría de Aplao desde el 2018. Se contagió hace 20 días en sus labores diarias en Aplao, y desde entonces estuvo en la Sanidad. Este viernes llegó al hospital Covid y horas después falleció.

La familia lamentó que de parte de la institución no le dieron ni el pésame. «Al menos por respeto debieron darle un homenaje póstumo, que es lo que se merece, pero nos dijeron que el general ha prohibido cualquier homenaje«, lamentó una de sus hijas. Esta tarde el agente será enterrado en el cementerio de Chiguata.

Solo estarán presentes sus familiares y algunos de sus colegas de la promoción coronel PNP Lino Mendoza Bedoya, más conocidos como “chompas negras”. Son la primera promoción de la Escuela Técnica de Suboficiales de Charcani y en febrero cumplieron sus 30 años de servicio. En señal de duelo, la comisaría de Aplao hizo su bandera a media asta con un listón negro.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.