Arequipa: estibador estranguló a su enamorada en un hostal, y con ayuda de su madre intentó desaparecer el cuerpo

0 5

Un primer caso de feminicidio se registró ayer 3 de enero en la ciudad de El Pedregal (Majes). La joven María Angélica Roque Porcel (18) fue estrangulada por su enamorado Alex Oswaldo Pari Huamán (26), quien ayuda de su madre Dina Gervacia Huamán Huaccotto (43), intentó desaparecer el cuerpo en una maleta.

Según la investigación, el crimen ocurrió al interior del hostal Palace de la Av. Camaná de El Pedregal, al promediar las 01:00 horas de ayer. El sujeto la habría asfixiado con sus dos manos, y luego llamó a su madre para decirle que “se le pasó la mano con su enamorada”. La mujer, lejos de dar aviso a la Policía, llegó con una maleta al hostal, para ayudar a sacar el cadáver.

Había dicho a la cuartelera que su hija estaba en el interior, y le habían llamado para decirle que necesitaba ir al hospital. “Yo fui a hablar con ella (cuartelera), y ella me dijo que la señora tocó la puerta de manera insistente y le aseguró que su hija desaparecida hace tres días, estaba dentro y necesitaba llevarla al hospital, por eso la dejó entrar y sacar el cuerpo envuelta de sábana”, contó la tía de María Roque.

Según las cámaras de seguridad, quien sale cargando el cuerpo, es Alex Pari. La saca en brazos y también asegura que requerían llevarla hasta un hospital. Tanto la madre como su hijo, caminan con el cadáver por tres cuadras hasta llegar a la esquina del parque Los Dinosaurios, dónde dejan el cuerpo y la madre se queda junto a ella y su maleta.

Las dos cuarteleras fueron citadas por los agentes de Homicidios de la Divincri que llevan la investigación. Crimen ocurrió en la habitación 30. (Foto EPA Noticias).

Justo en ese instante llegaron los serenos y Policías de El Pedregal, quienes al ver la joven muerta tapada con sábana del hostal, intervienen a Dina Huamán. Ella no supo explicar su presencia y más aún la maleta vacía que tenía en manos, terminando por delatar a su hijo.

En ese instante, Alex Pari había regresado al hostal para sacar la moto, y luego de aparentemente ver qué su madre había sido intervenida y el crimen ya había sido descubierto, huyó en la moto hasta su casa en el Módulo G, para finalmente llevar esta unidad a otro lugar y luego entregarse en la comisaría de El Pedregal.

La moto en la que Alex y su víctima ingresaron al hostal, fue hallado en la casa de un familiar.

Al existir la flagrancia, el estibador de papas quedó detenido por el presunto delito de feminicidio, mientras su madre también está detenida como cómplice del crimen. Se cree que entre ambos intentaron desaparecer el cuerpo en una maleta, pero fueron descubiertos y el plan falló.

Noticias que te puede interesar
1 De 806

Eran vecinos

En el Módulo G, dónde vivía Alex Pari, también vivía su víctima. De hecho, solo un muro los separaba. La relación había empezado hace tres meses, luego que el estibador le insistía para ser pareja.

“Mi prima me contó que le molestaba mucho, y le decía querer, hasta que ella aceptó ser su pareja. Nunca imaginamos que terminaría así”, contó llorando su familiar.

Solo un muro dividía la casa del detenido y la víctima. Ellos habían iniciado una relación hace unos tres meses. (Foto:EPA Noticias).

Durante la inspección, en la habitación 30 del hostal Palace, se halló 6 botellas de cerveza y un vino. El ambiente ya había sido arreglado y no se halló signos de pelea. Por eso se presume que la víctima fue atacada y en solo unos segundos dejó de existir, sin ni siquiera poder defenderse. Ella media 1.55 y era muy delgada, mientras el estibador de 1.65 y contextura atlética.

Piden cárcel para ambos

Los padre de la joven, Fredy Roque y Yola Porcel, pidieron la máxima pena para el detenido. También pidieron cárcel para su madre por encubrir el delito e intentar ayudar a desaparecer el cadáver.

“Yo me preguntó, para que llegó con maleta y encima dijo que era la madre de mi hija. Ellos tenían planeado desaparecer el cuerpo. Yo quiero justicia. Mi María está muerta, fue asesinada de la peor manera”, declaró Yola.

Familiares llegaron al lugar para reconocer el cuerpo. La habían llamado durante la noche, pero no había respuesta porque el celular estaba apagado.

Este feminicidio es investigado por los agentes de Homicidios de la Divincri, quienes hicieron las diligencias hasta esta madrugada. Hoy van a continuar con la declaración de los dos detenidos para que la fiscalía puede presentar el requerimiento de prisión preventiva para madre e hijo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más